Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Alimentos que no se pueden combinar con refrescos

[ad_1]

Seguro que has oído charlar de que los refrescos (sobre todo los del tipo “cola”) no son completamente buenos para la salud. No obstante, a muchos les chiflan y los prosiguen consumiendo pese a las advertencias. En el presente artículo sumamos otro motivo para no tomar tantos refrescos: los comestibles que no deberías conjuntar con ellos.

¿Qué comestibles no puedo consumir con refrescos?

Sin darnos cuenta estamos incorporando al organismo comestibles que juntos pueden ser tóxicos o bien perjudiciales. Quizá creamos que no tiene nada de malo acompañar una rica cena o bien almuerzo con un vaso de refresco, mas hay algunas combinaciones con determinados ingredientes cuyos efectos son perjudiciales. Presta mucha atención a los comestibles que no deberías consumir con refrescos: Lee también: tres exquisitos batidos depuratorios para tus cenas: ¡Te encantarán!

Leche

¿A quién se le ocurriría tomar leche con un refresco? Lógicamente que no hablamos de poner los dos en exactamente el mismo vaso o bien de utilizar como bebida al tiempo. Mas sí de recetas que poseen leche, tanto salobres como dulces. Por poner un ejemplo, unas pastas con crema o bien un pastel de aniversario. Cuando llegan al estómago el refresco y la leche se genera una enorme acidez que se va a traducir en dolores de estómago, reflujo o bien indigestión.

Café

De nuevo no pensamos que haya gente que le ponga refresco a su café, mas sí que tome el primero a lo largo de el alimento y el segundo a la hora del postre. Los dos tienen dosis altas de cafeína y por tal razón no es conveniente en el momento de la cena: generará insomnio, pesadillas o bien inconvenientes para conciliar el sueño. Y hay más sobre esta combinación puesto que, cuando los dos llegan al estómago, se genera una suerte de espuma burbujeante que deriva en una acidez realmente fuerte. Por ende te vas a sentir alarma, alegre y con dolor de estómago producto de una enorme indigestión.

Pan dulce

Para las fiestas acostumbramos a consumir este postre tan rico y dulce. Si a eso le sumamos la cantidad de azúcar que tienen los refrescos, el resultado es un incremento peligroso de los niveles de glucosa en sangre. Hasta puede acrecentar los peligros a padecer un paro cardiorrespiratorio. Además de esto te vas a sentir alarma por la cantidad de azúcar que hay en tu organismo. Por ende, para gozar del pan dulce en Navidad, no lo combines con refrescos de cola ni de ningún otro tipo.

Comidas picantes

Los ingredientes o bien condimentas picantes como el chile, el comino o bien el curry le aportan sabor a las comidas mas, cuando llegan al organismo, elevan de manera automática nuestra temperatura (de ahí que probablemente deseemos tomar inmediatamente). Piénsalo un par de veces ya antes de seleccionar un refresco. Las bebidas del tipo cola en elevadas temperaturas se transforman en ácido sulfúrico. Entonces, si creemos que tomar un vaso de refresco mitigará nuestra sed o bien reducirá el calor del estómago, estamos equivocados. Lo que lograrás va a ser acrecentar la cantidad de ácidos estomacales.

Caramelos de menta

Puedes hacer la prueba y poner una pastilla de menta en un vaso con refresco cola y vas a ver la reacción… ¡Se genera una suerte de explosión! Esto es debido al poder efervescente de los caramelos y a las burbujas de la bebida. Imagina entonces lo que pasa en nuestro interior al consumir los dos al tiempo. Ni tan siquiera deberías probarlo, en tanto que el dolor va a ser inaguantable y la reacción interna puede ser peligrosa.

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo al tomar refrescos de cola?

Los mezclemos o bien no, esta bebida no es buena para nuestra salud. Hay quienes aseveran que sirve para todo menos para tomar. ¿Qué le sucede a nuestro organismo cuando la tomamos?

Tras diez minutos

Un vaso de refresco tiene diez cucharadas de azúcar. Como lees. Esto supone una suerte de golpe para el cuerpo. No nos confundamos, en tanto que no nos da energía ni nos deja estar alarma, sino desestabiliza la glucosa en sangre y puede ser peligroso.

Tras veinte minutos

Los niveles de insulina en el torrente sanguíneo “se disparan” y el hígado debe trabajar mucho para convertir el azúcar que ha recibido. Lo peor es que lo transforma en grasa.

Tras cuarenta minutos

La cafeína comienza a hacer efecto en el cuerpo: las pupilas se dilatan y la presión arterial aumenta. No sentimos cansancio y el hígado libera el azúcar a la sangre. Visita este artículo: De qué forma depurar la sangre con bebidas naturales

Tras cuarenta y cinco minutos

El cuerpo aumenta la producción de una hormona llamada dopamina, que se hace cargo de alentar el área del cerebro dedicada al placer y a las recompensas. De ahí que nos agrada tanto tomar refrescos: para la psique son como una droga fantástica.

Tras 1 hora

Se genera una mayor supresión de calcio mediante la orina. Esto puede ocasionar osteoporosis, caída de dientes o bien huesos más frágiles a quebraduras. El ácido fosfórico del refresco se une asimismo al magnesio y al cinc. El efecto diurético que aparentemente tienen estas bebidas es falso, en tanto que no suprime los restos del cuerpo, sino más bien los nutrientes precisos para vivir. Por esta razón la persona se siente enclenque o bien irritable después de la ingesta del refresco.
[ad_2]

Deja tu comentario!