Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Cómo aliviar los dolores por varices

[ad_1]

Este mal es muy usual en las mujeres de edad adulta (alrededor del cincuenta por ciento de la población femenina tiene venas varicosas). Puede causar dolores y molestias que sería bueno reducir. Si, aparte de que tus piernas lucen feas por causa de las “arañitas”, por las noches sientes que “laten” o bien no te dejan dormir, presta atención a este artículo donde te vamos a contar de qué forma calmar los síntomas.

¿Qué son las venas varicosas y por qué razón duelen?

Esencialmente se trata de venas dilatadas que se inflaman y quedan muy cerca de la superficie de la piel (se ven y se sienten sin inconvenientes). Las venas varicosas son de color azul obscuro o bien morado y, en ciertos casos, sobresalen bastante de la pierna. Ocasionan calambres, pesadez y dolores fuertes. Ciertas mujeres asimismo experimentan picazón que, al rascar, pasa a ser dolor. La insuficiencia venosa es el detonante de las venas varicosas. Cuando el retorno de la sangre al corazón no es bueno, el fluido se atasca en determinadas áreas y esto genera inflamación o bien edemas, aparte de venas varicosas. Un factor que debemos tomar en consideración es la genética. Si en tu familia hay casos de venas varicosas (sobre todo, tu madre o bien tu abuela) probablemente asimismo la padezcas en algún instante de tu vida. Ver también: Batido de remolacha y perejil para luchar las venas varicosas

Tips para reducir o bien eludir el dolor por varices

Los consejos que vas a leer ahora te pueden valer para prevenir capítulos dolorosos o bien reducir los síntomas cuando comienzas a sentir los calambres o bien la pesadez en las piernas:

Hacer ejercicio liviano

El deporte es un aliado para la salud en general; eso seguro lo vas a saber. En el caso de sufrir o bien tener predisposición genética a padecer venas varicosas te invitamos a que practiques alguna disciplina de baja intensidad, como es el yoga, la natación o bien caminar en bici. Asimismo te pueden asistir las travesías. No escojas actividades intensísimas, puesto que los movimientos bruscos o bien los saltos pueden agudizar los síntomas.

Usar zapatos cómodos

Los tacones son realmente bonitos y afinan las piernas, mas asimismo nos pueden traer problemas médicos. Cuando el calzado está demasiado apretado la sangre no puede moverse con libertad y se le complica bastante volver al corazón. Este consejo asimismo es válido para los calcetines y los pantalones ajustados, en tanto que presionan las piernas. Te recomendamos que lleves zapatos cómodos la mayoría del día especialmente si estarás de pie múltiples horas. Si por tu trabajo debes, sí o bien sí, llevar tacones puedes, por poner un ejemplo, llevarlos en el bolso mientras que viajas en el metro y después ponértelos al llegar.

Elevar las piernas

En el momento en que retornas a casa aprovecha para poner las piernas en alto. Al comienzo te incordiará o bien va a doler un tanto. Quizá sientas que se te duermen las pantorrillas. Todo esto es normal, pues la sangre está intentado “bajar”. Si estás sentada en el sofá pon los pies en un banco o bien mesa delante de ti. Si estás recostada, puedes respaldar los talones en la pared. Para dormir pon unos cojines bajo tus piernas. Todas y cada una estas opciones son buenas para favorecer el retorno venoso.

Cambiar de posición

Los trabajos rutinarios nos demandan estar muchas horas sentados o bien de pie. Las dos situaciones son malas para la salud de tus piernas y pueden ser una de las causas de la aparición de venas varicosas. Por esta razón sería bueno que cambiases de postura todas y cada una de las veces que resulte posible a lo largo del día. Por poner un ejemplo, si estás en el escritorio, puedes levantarte a charlar por teléfono por la oficina o bien, si trabajas en una tienda, aprovecha cuando no hay gente para sentarte un tanto.

Hacer masajes

No es preciso que vayas a un masajista para esto. ¡Los puedes hacer tu en casa! Ten mucho cuidado de no ejercer demasiada presión. El movimiento es sencillo: golpecitos suaves en la zona perjudicada y en los aledaños de las venas sobresalientes. Repite todos y cada uno de los días, unos quince minutos cada vez. A fin de que los resultados sean mejores todavía puedes usar algún aceite esencial, como los de tomillo, romero o bien lavanda, que tienen propiedades estimulantes de la circulación sanguínea.

Llevar una dieta adecuada

El consumo moderado de grasas, hidratos de carbono y azúcares es esencial a fin de que tus venas estén más saludables y evites el sobrepeso que tanto mal provoca a las piernas. No tomes mucho alcohol o bien café y trata de consumir dos litros de agua al día. Tu dieta ha de estar compuesta por una buena cantidad de fibras, antioxidantes y potasio. El consumo de frutas y verduras crudas es ideal para reducir la pesadez en las piernas y progresar su aspecto.

Remedios caseros para las varices

Aparte de mudar ciertos de tus hábitos rutinarios, para reducir los dolores provocados por las venas varicosas puedes gozar de las bondades de ciertas plantas, frutas y aceites:

Caléndula

Mejora el tono de las venas y las hace menos frágiles a la degeneración. Además de esto, la caléndula es antiinflamatoria, reduce la hinchazón y repara los tejidos dañados. Efectúa un masaje con la crema de esta flor en las piernas ya antes de dormir.

Hammamelis

Es astringente y actúa sobre el sistema circulatorio. Desinflama y calma la pesadez que ocasionan las várices. Logra el aceite esencial de hammamelis en las casas naturistas y aplícalo con suaves masajes cada noche.

Arándanos

Es una fruta idónea para cualquier inconveniente circulatorio, es vasodilatadora y robustece las paredes de las venas. Asimismo los arándanos aportan vitaminas y bioflavonoides. No vaciles en comer un puñado al día a media mañana o bien como postre. Te aconsejamos leer: Batido morado superantioxidante de arándanos, acai y chía

Ciprés

Se utiliza para cualquier enfermedad relacionada al aparato circulatorio y también inflamación de venas. Logra las hojas y prepara un té, que puedes tomar o bien aplicar con un algodón en las zonas perjudicadas de las piernas.  
[ad_2]

Deja tu comentario!