Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Cómo hacer jabón líquido casero y reciclado

[ad_1]

El jabón líquido se ha transformado en uno de los productos de limpieza más populares del mercado, no solo por el hecho de que es muy simple de emplear, sino más bien pues sus componentes facilitan el lavado de la ropa. Desde el momento en que llegó a los hogares ha sido tan triunfante que muchos lo prefieren sobre el limpiador en polvo usual. Sin embargo, está comprobado que muchos de sus activos son enormemente contaminantes y, en verdad, pueden ocasionar alergias tras hacer contacto con la piel. Afortunadamente, existen fórmulas cien por ciento naturales con las que podemos ahorrar dinero sin exponer la salud o bien el medioambiente. Merced a las propiedades de ciertos ingredientes que tenemos en casa podemos hacer un jabón ecológico, reciclado y libre de compuestos beligerantes. Como sabemos que muchos están interesados en aprender a prepararlo, ahora deseamos compartir los pasos para hacerlo en casa. ¿Te animas?

Jabón líquido casero y reciclado

La receta de este jabón líquido es bastante interesante, no solo por el hecho de que deja la ropa impecable sino más bien pues representa una genial forma de reciclar el aceite vegetal utilizado que ya no tiene cabida en la cocina. Sabemos que no está recomendado lanzar estos restos por el desagüe puesto que, al coagularse, pueden ocasionar obstrucciones y inconvenientes. No obstante, si los combinamos con ingredientes como el agua y la sosa, podemos lograr un producto de buenísima calidad. Ver también: siete formas de emplear bicarbonato de sodio como antídoto natural

Ingredientes

setecientos g de sosa dos litros de aceite vegetal utilizado trece litros de agua dos litros de jabón líquido ecológico quinientos g de percarbonato (opcional)

Utensilios

Guantes y lentes de protección Cubo o bien barreño grande de plástico Palo de madera o bien batidora

Instrucciones de preparación

En primer sitio, debes elegir un sitio ventilado, que sea simple de adecentar en el caso de algún derrame del producto. Ponte los guantes y las lentes de protección para eludir accidentes con las substancias que vas a manipular. Incorpora 2 litros de agua fría en la cubeta y, más tarde, añade poquito a poco los setecientos gramos de sosa. Remueve con una cucharada de madera o bien batidora, eludiendo respirar los vapores que desprende. Cuando la sosa esté disuelta con el agua, vierte los 2 litros de aceite vegetal y prosigue removiendo a fin de que todo quede uniforme. Cerciórate de que la mezcla adquiera una consistencia homogénea y añade los 2 litros de jabón líquido ecológico. Si agradas, le puedes añadir 2 litros de suavizante, a fin de que tenga un fragancia más agradable. Asimismo puedes emplear aceites esenciales con aromas para conseguir exactamente el mismo efecto. Ahora le puedes añadir el percarbonato con la intención de darle un extra de efecto blanqueador. Tras conseguir la consistencia deseada, pon el producto en un sitio obscuro y déjalo descansar hasta el día después. Pasadas veinticuatro horas, remueve la mezcla con el aparejo de madera, agrégale otros 2 litros de agua y déjalo descansar otro día más. Trascurrido este tiempo apreciarás una mezcla más compacta, con una consistencia afín a la de la mahonesa. Añade otros 2 litros de agua y repite exactamente el mismo procedimiento todos y cada uno de los días, a lo largo de unos seis o bien ocho días, hasta el momento en que el producto adquiera una textura afín a la del champú. Al final vas a poder envasarlo y darle el empleo deseado. Te aconsejamos leer: Aceites vegetales para hidratar nuestro pelo

¿Cuáles son los beneficios de este jabón líquido casero?

Con este jabón líquido casero vas a estar ahorrando mucho dinero, puesto que no deberás invertir en costosas marcas del mercado y, por si no fuera suficiente con lo anterior, vas a estar reciclando aceites viejos. Es un producto idóneo para desmanchar la ropa, puesto que no daña los tejidos y suprime hasta las substancias más bastante difíciles. No vas a estar contaminando el medioambiente, por el hecho de que sus componentes son biodegradables y libres de substancias perjudiciales. Es multiusos, o sea, asimismo es válido para adecentar los suelos, las cocinas y otros espacios del hogar. Vas a cuidar tu salud y la belleza de tu piel en tanto que no vas a estar expuesto a los agregados químicos que poseen los jabones comerciales. Lo puedes conjuntar en la lavadora con una taza de vinagre blanco para lograr un efecto de suavizante sin precisar utilizar productos usuales. ¿Todavía no has hecho el intento? Te recomendamos continuar las instrucciones de preparación a fin de que verifiques que puedes hacer tus productos ecológicos sin demasiado esmero. Recoge los materiales precisos y prosigue cada una de las recomendaciones dadas para conseguir geniales resultados.    
[ad_2]

Deja tu comentario!