Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Cómo saber si tienes intolerancia a la lactosa

Saber si soy intolerante a la lactosa
Entre la infancia y la niñez temprana, aproximadamente uno de cada 50 ó 60 niños experimentan algún tipo de alergia a la leche. A medida que los niños crecen, la probabilidad de tener alergia a la leche disminuye y aumenta la probabilidad padecer de intolerancia a la lactosa.

La diferencia entre la alergia y la intolerancia a la leche
La alergia a la leche implica que tu cuerpo considera la leche como una sustancia ajena que debe ser combatida, en lugar de una comida que debe ser digerida. Así, en vez de absorber los nutrientes, el cuerpo activará el sistema inmunológico. Como resultado, el niño puede experimentar alteraciones en la piel, erupciones cutáneas, picores, dificultad para respirar u otros problemas respiratorios.

La intolerancia a la leche, también conocida como intolerancia a la lactosa es diferente, ya que no compromete al sistema inmunológico. Lo que sucede en este caso es que el cuerpo no puede digerir la leche debido a la falta de las enzimas apropiadas.
Los síntomas de la intolerancia a la leche incluyen el exceso de gases, estreñimiento o diarrea, dolores de estómago y otros problemas estomacales.

Cómo saber si se padece intolerancia a la lactosa
La forma más sencilla de saber si se padece intolerancia a la leche es dejar de tomar leche y productos lácteos por completo durante tres o cuatro semanas. Si has notado signos de intolerancia a la leche durante un período prolongado de tiempo, trata de no tomar nada de leche durante tres o cuatro semanas para ver si los síntomas desaparecen.

Si los síntomas desaparecen en este tiempo, entonces es probable que padezcas algún tipo de intolerancia a la lactosa.

Además de este sencillo método casero, hay otros métodos para diagnosticar la intolerancia a la leche. Estos métodos deben ser administrados con la ayuda de un profesional médico cualificado.

Prueba hidrógeno en el aliento. Este examen dura aproximadamente dos horas y media. Después de no comer durante un período de tiempo, se recibe una pequeña dosis de lactosa para beber. Los médicos pueden luego determinar si se padece intolerancia a la lactosa midiendo el hidrógeno presente en el aire que se exhala.

Análisis de sangre. Al medir la cantidad de glucosa en la sangre después de beber leche, los médicos pueden determinar si la lactosa se digiere correctamente.

Prueba de acidez fecal. Si las heces después de haber ingerido leche son ácidas, entonces se padece intolerancia a la lactosa.

Estos son tres de los métodos médicos más comunes para determinar la intolerancia a la leche.

Aunque la intolerancia a la leche no es una enfermedad que comprometa la vida, es recomendable diagnosticarla y realizar algunos cambios en la dieta diaria. De esta manera se evita gran cantidad de molestias físicas y se puede mejorar la salud a largo plazo.

Prueba primero el diagnóstico de intolerancia a la leche en casa y, si crees que puedes padecerla, acude a tu médico para que pueda realizar un diagnóstico clínico fiable.

Deja tu comentario!