Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

¿El chocolate es bueno para el corazón?

Beneficios del chocolate al corazón
El chocolate ha recibido mucha fama en los últimos años, porque se ha descubierto que puede ayudar a proteger el sistema cardiovascular. El razonamiento es que el grano de cacao es rico en una clase de nutrientes de las plantas llamados flavonoides.

Los flavonoides ayudan a proteger las plantas contra las toxinas ambientales y ayudan a reparar el daño. Se pueden encontrar en una variedad de alimentos tales como frutas y verduras. Cuando comemos alimentos ricos en flavonoides, también nos beneficiamos de este “antioxidante”.

Los antioxidantes ayudan a las células a resistir los daños causados por los radicales libres que se forman por procesos corporales normales, como la respiración, y por los contaminantes ambientales, como el humo del cigarrillo. Si tu cuerpo no tiene suficientes antioxidantes para combatir la cantidad de oxidación que se produce, puede resultar dañado por los radicales libres. Por ejemplo, un aumento en la oxidación puede causar lipoproteína de baja densidad (LDL), también conocido como colesterol “malo”, que forma la placa en las paredes arteriales.

Los flavanoles son el principal tipo de flavonoide que se encuentra en el cacao y el chocolate. Además de tener propiedades antioxidantes, las investigaciones demuestran que los flavanoles tienen otras influencias potenciales sobre la salud vascular, como la reducción de la presión arterial, mejora del flujo sanguíneo al cerebro y el corazón, y hacen que las plaquetas de la sangre sean menos pegajosas y sean capaz de coagularse.

Estos productos químicos del cacao no sólo se encuentran en el chocolate. De hecho, una amplia variedad de alimentos y bebidas son ricas en flavonoles. Estos incluyen los arándanos, las manzanas, los cacahuetes, cebollas, té y vino tinto.

¿Todos los tipos de chocolate son saludables?

Antes de coger una barra de chocolate o una rebanada de pastel de chocolate, es importante entender que no todas las formas de chocolate contienen altos niveles de flavanoles.

El cacao, naturalmente tiene un sabor muy fuerte y picante, que viene de los flavanoles. Cuando el cacao se procesa en productos de chocolate, pasa a través de varias medidas para reducir este gusto. Mientras el chocolate está más procesado (a través de cosas como la fermentación, alcalinización, tostado, etc), tienen menos flavanoles.

La mayoría de los chocolates comerciales son alimentos altamente procesados. Aunque se creía que el chocolate negro contiene los más altos niveles de flavonoides, la investigación reciente indica que, dependiendo de cómo el chocolate negro se haya procesado, así será su beneficio. La buena noticia es que los fabricantes de chocolates están buscando maneras de mantener a los flavanoles en sus chocolates procesados. Pero por ahora, lus mejores opciones son el chocolate con leche (especialmente el chocolate con leche que tenga otras grasas y azúcares) y cacao en polvo que no hayan sufrido una transformación (el cacao que se trata con un álcali para neutralizar su acidez natural) .

¿Qué pasa con toda la grasa en el chocolate?

Es posible que te sorprendas al saber que el chocolate no es tan malo para tí como pensabas. La grasa en el chocolate proviene de la manteca de cacao y se compone de cantidades iguales de ácido oleico (una grasa monoinsaturada saludable para el corazón también se encuentran en el aceite de oliva), ácidos esteárico y palmítico. Los ácidos esteárico y palmítico son formas de grasas saturadas. Puedes saber que las grasas saturadas están vinculados a los aumentos en el colesterol LDL y el riesgo de enfermedades del corazón.

Pero, la investigación muestra que el ácido esteárico parece tener un efecto neutral sobre el colesterol, ni aumenta ni reduce la misma. Aunque el ácido palmítico afecta los niveles de colesterol, que sólo tiene un tercio de las calorías de la grasa en el chocolate. Sin embargo, esto no significa que puedas comer todo el chocolate negro que te gustaría.

En primer lugar, ten cuidado con el tipo de chocolate negro que elijas. Cuidado con los ingredientes adicionales que pueden añadir un montón de grasa y calorías adicionales. En segundo lugar, actualmente no existe un tamaño de porción de chocolate establecido para obtener los beneficios cardiovasculares. Sin embargo, no tienes que sentirte culpable si te gusta un pequeño trozo de chocolate negro de vez en cuando.

Así que, por ahora, disfruta de porciones moderadas de chocolate un par de veces por semana, y no te olvides de comer otros alimentos ricos en flavonoides como las manzanas, vino tinto, el té, las cebollas y los arándanos.

Deja tu comentario!