Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

El sufrimiento no siempre es inútil

[ad_1]

El sufrimiento es algo con lo que todos hemos pasado. Una mala experiencia, una persona tóxica o bien una enfermedad pueden provocar que nos sumamos en un horrible dolor. Siempre y en todo momento se ha considerado al sufrimiento como algo inútil, que nos atasca, que nos paraliza, que provoca que padezcamos todavía más, si cabe. Nos llena de saña, de rencor, de múltiples conmuevas negativas. No te pierdas: Los efectos de las conmuevas y pensamientos negativos en nuestro cuerpo ¿De qué manera podemos mudar todo esto? Convirtiendo el sufrimiento inútil en un sufrimiento que sea útil. Para esto, debemos alterar nuestra perspectiva de las cosas. Pensemos por un instante en los fallos. Si los vemos como obstáculos nos paralizarán, mas si los vemos como una ocasión de aprender nos dejarán medrar y avanzar. De este modo marcha el auténtico sufrimiento útil.

Tu perspectiva tiene mucho que ver

Cada uno de ellos de nosotros ve las situaciones de forma muy, muy diferente. Por poner un ejemplo, una infidelidad en la pareja puede ser para ciertas personas algo que no tiene perdón, mas otras no lo consideran un hecho tan grave. Nuestra forma de percibir el planeta lo es todo. De ahí que, si deseamos suprimir el sufrimiento inútil, debemos aprender a ver las cosas desde otro género de perspectiva. Piensa, por servirnos de un ejemplo, en una persona que te ha descuidado o bien una relación que se ha terminado. Te ha dolido, mas ¿qué has hecho para salir de esa situación? Solo te has centrado en el vacío que sientes. Lee: El temor al vacío sensible Esto no es positivo, es un sufrimiento inútil y ¡no lo queremos! De ahí que, comienza a atestar ese vacío con nuevas cosas por hacer, tal vez actividades que jamás te habías audaz a probar, cursos, apuntarte al gimnasio… Hay multitud de recursos que se hallan a nuestro alcance para “darle la vuelta a la tortilla” y solventar todo cuanto nos ha estado haciendo daño.

Puedes recomponerte si de esta manera lo quieres

Si lo quieres, puedes comenzar ya el camino cara la restauración, para dejar atrás la tristeza, el dolor, la sofocación y todo cuanto hasta el instante te ha hecho sentir mal. Para esto, debemos aprender a cerrar unas puertas para abrir otras. Nuestro gran inconveniente es que, más de una vez, dejamos todas y cada una de las puertas de nuestro pasado abiertas. Lo que ha pasado no se puede solventar. Para hacerlo, debes meditar sobre lo positivo que puedes sacar de todo eso. Pues sí, siempre y en toda circunstancia se puede sacar algo positivo de lo negativo. Descubre: No deseo ni puedo regresar al pasado, soy una persona diferente No importa si es una enfermedad la que te asola, un inconveniente de pareja, contrariedades respecto a tu trabajo. Lo que importa es de qué manera actúas tú ante todo esto. ¿Te protestas continuamente? ¿No sales de la cama en todo el día? Estas no son formas sanas de lidiar con el inconveniente. Levántate y comienza a usar tus experiencias como un aprendizaje, no como una barrera.

No todo es tan malo como parece

Cuando padecemos pensamos que no hay esperanza. Lo vemos todo de una forma muy negativa, donde no existen más ocasiones para nosotros. Por servirnos de un ejemplo, en el momento en que una relación se acaba pensamos que nunca encontraremos a absolutamente nadie más, que nos vamos a quedar solos de por vida. ¿Cuántas veces habrás pensado esto y descubierto que no es cierto? Al menos te lo aguardes, esa etapa tan negativa va a pasar. Mas, para esto, debes aprender a admitirla, a aceptarla y a no anclarte en ella. Es esencial que procures aprender de la experiencia. Si te ha resultado muy traumática y no puedes solo, ¡solicita ayuda! Existen profesionales que te asistirán a reorientar tu vida. ¿Ya te marchas? No lo hagas sin ya antes leer: El dolor sensible es el que más tarda en curar Tal vez nuestro gran inconveniente sea que no sabemos aguardar, de ahí que pensamos en todo de una manera trágica. Cuanto estés padeciendo por algo, haz que ese sufrimiento sea útil. Espera, mas mientras que, aprende. Medita sobre lo que te ha pasado, asimílalo y prosigue adelante. No dejes que una situación que tarde que temprano va a quedar en el olvido te haga perder el tiempo. Tú mejor que absolutamente nadie sabes lo valiosas que son las horas, con lo que no las desperdicies padeciendo ineficazmente.    
[ad_2]

Deja tu comentario!