Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

La baya Goji: Alimento para la longevidad


La baya goji actúa contra los radicales libres y el cáncer

Una de las principales razones por las que se les denomina Bayas de la longevidad es porque, además de combatir los radicales libres, su radio de acción abarca patologías tan asociadas al envejecimiento como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. Por su extraordinaria composición se convierten en un valioso aliado para mejorar la vista, regular el apetito y el sueño, cuidar órganos como el hígado o los riñones y, en general, incrementar nuestros niveles energéticos.

En esta compleja composición cabe destacar su alto contenido en polisacáridos, que reactivan el sistema inmunitario y que, unidos a sus esteroles y ácidos grasos esenciales, disminuyen los niveles de colesterol. La dosis recomendada es de unos 20 gramos de hayas secas al día, aunque a partir de 5 gramos diarios ya se pueden empezar a notar sus efectos.

Es casi imposible consegu ir bayas goji frescas fuera de sus zonas de producción por su carácter sumamente perecedero. Podemos encontrarlas secas durante todo el afio y, dependiendo del envasado, pueden ser más duras o más blandas. Si las queremos más tiernas para incluirlas en ensaladas, siempre podemos someterlas a un leve remo jo. reservando esta agua rica en nutrientes para otras preparaciones o bebiéndonosla. Su sabor recuerda al del arándano seco, ni muy dulce ni muy ácido, y por eso combina perfectamente tanto con platos salados como con postres.

La forma más fácil de tomarlas es con los cereales del desayuno o como un snack a media mañana que nos evite el picoteo entre horas. También podemos elaborar un vino de goji de efecto tónico y estimulante dejando macerar 4 horas las bayas en un buen vino tinto con miel.

Las verdaderas goji
Desgraciadamente, no todo lo q e se anuncia como baya goji lo es realmente. Aprovechando el tirón de su recién estrenada popularidad, se han comercializado bayas bajo el nombre goji que pertenecen a otras variedades, como la Lycium chinense.
Aunque comparten el mismo aspecto, ésta no tiene todas las impresionantes propiedades de la auténtica. Por eso hay que comprobar siempre que lo que estemos comprando sea Lycium Barbarum.

Deja tu comentario!