Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

¿La mejor edad? ¡La que tienes ahora!

[ad_1]

Ciertos afirman que los veinte, otros que los treinta y están los que afirman que la mejor edad son los sesenta. Aunque estas aseveraciones pueden ser subjetivas y fundamentarse en determinados aspectos concretos de una década vivida, la verdad es que para nosotros la mejor edad es la que tenemos ahora. ¿Por qué razón? En el presente artículo te lo contamos.

¿Cuál es la mejor edad de la vida?

Podríamos dividir nuestra existencia en cinco grandes conjuntos. Cada uno de ellos de ellos tiene sus cosas buenas por las que sería entendible escogerlo como “la mejor etapa”: La infancia (no hay obligaciones ni preocupaciones: solo juegas y ríes). La adolescencia (el mayor instante de aprendizaje y cambios, se forjan amistades reales). Entre los veinte y los cuarenta años (logras tus logros primordiales, como familia, trabajo, amor, etcétera). Entre los cuarenta y los sesenta años (eres siendo consciente de lo que has logrado hasta el momento, gozas de los nietos). Desde los sesenta años (tienes más tiempo libre y puedes gastar tu dinero en viajes o bien gustos). Ver también: Amores en la edad madura: cuando 2 ánimas sabias se hallan

Estudio de campo: La mejor edad son los treinta y cuatro años

Conforme una investigación llevada a cabo por la compañía aseguradora Yale el mejor instante de tu vida es cuando cumples treinta y cuatro años (o bien cuando menos eso expresaron los evaluados). Si terminas de llegar a los treinta y piensas que desde este momento todo pasa demasiado deprisa, ten presente que, al parecer… ¡lo mejor no ha llegado! En esta etapa de la vida estamos más satisfechos con lo que hemos conseguido, logramos incrementos de salario al prosperar nuestro puesto (ser ascendidos o bien acceder a un empleo mejor retribuido basado en nuestra experiencia), tenemos nuestra casa propia y formamos nuestra familia. Hasta no haber alcanzado esa edad muchos no creen cumplir las metas en todos y cada uno de los campos (pareja, hijos, trabajo, estudio, realización personal, etcétera). Sin embargo, en el estudio se mostraron otras contestaciones que llamaron la atención de los estudiosos. Una buena cantidad de los consultados afirmaron que la mejor edad era a los veinte por el hecho de que en ese instante llegan la independencia y la libertad, se conocen nuevas personas, las relaciones son más reales y se escoge la carrera para estudiar. Mas, atención, que había tres conjuntos más: Los que afirmaban que los cuarenta eran mejores por el hecho de que la familia ya estaba formada y los hijos comenzaban a medrar solos; Aquellos que aceptaban los cincuenta como mejor temporada pues la calma llegaba al quedarse en casa con la pareja y no tener deudas de hipotecas Asimismo estaban los que aseveraban que los sesenta son el instante perfecto, por el hecho de que se deja de trabajar y se tiene tiempo para viajar, cuidar a los nietos y dedicarse a la jardinería. Por lo tanto… ¡Este estudio tampoco nos ayuda a develar el misterio de cuál es la mejor edad!

Cada edad tiene lo propio y hay que celebrarlo

No somos exactamente los mismos a los diez que a los veintiocho o bien que a los cincuenta y siete, eso está más que claro. Cambiamos en lo físico, en lo mental, en las experiencias y en los hábitos. El correr del tiempo nos va alterando, en ocasiones nos mejora y otras no. Cada aspecto de la vida es diferente conforme los años que tengamos:

Ejercicios

El instante ideal para hacer un deporte de alto desempeño se sitúa a los veinte años, pues es entonces cuando tenemos más energía explosiva y resistencia pulmonar o bien cardiaca (si bien existen algunas disciplinas que comienzan a una edad más temprana, como el futbol o bien la gimnasia). En la “vida normal” es más probable hacer ejercicio intenso entre los dieciocho y los veintiocho, más o menos. Ya antes no tenemos fuerza suficiente y después la capacidad va en minoración. A eso debemos sumarle que llegando a los treinta tenemos familia y obligaciones que cumplir. No queda tiempo para el deporte (un fallo, mas es la verdad). La etapa donde menos ejercicio se acostumbra a hacer es entre los treinta y los cuarenta y cinco o bien cincuenta. Después “se vuelve al ruedo” con actividades más apacibles como el yoga, pilates, natación o bien travesías por el parque.

Funcionamiento cognitivo

La psique va cumpliendo años como y eso se aprecia en nuestras actividades rutinarias. Cuando éramos pequeños nos acordábamos de muchas cosas, por el hecho de que nuestro cerebro era joven y asimismo pues prestábamos más atención a los detalles. En la adolescencia recordamos aquello relacionado a las conmuevas o bien que nos importa. Al instante de comenzar nuestra carrera el cerebro es suficientemente maduro para rememorar, examinar, entender y guardar información. Tras cumplir treinta y cinco nos cada vez es más bastante difícil memorizar datos y, si deseamos estudiar, necesitaremos más tiempo para absorber lo que afirman los libros. A los cuarenta la memoria funcional comienza a reducir progresivamente, mas asimismo probablemente tengamos tanto conocimiento que lo podamos poner en práctica eficazmente (por servirnos de un ejemplo, los ganadores de Premio Nobel en su mayor parte ya habían cumplido cuatro décadas). Conforme vamos envejecimiento las neuronas asimismo lo hacen y nos resulta más bastante difícil rememorar datas, nombres o bien teléfonos. Te invitamos a leer: La amígdala, centinela de nuestro cerebro sensible

Sexualidad

Aunque podemos meditar que entre los diecisiete y los veinticinco el hambre sexual es insaciable… esto no es cierto. La temporada donde hay más deseo de amedrentad es a los cincuenta años. ¿Por qué razón? Puesto que por el hecho de que se han dejado de lado los traumas, los tabúes y el temor por enseñar el cuerpo. Se tiene una pareja de hace unos años y los hijos ya no están en psique (ni para tenerlos ni pues estén en la habitación anexa). Entonces, ¿cuál es la mejor edad? ¡Claro que es la que tienes ahora!  
[ad_2]

Deja tu comentario!