Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

¿Por qué nos da flato al correr y cómo evitarlo?

Que es el flato y como evitarlo
El flato es una sensación muy molesta y dolorosa que sentimos en el costado y que puede detener nuestra carrera casi de inmediato. El dolor puede empezar de forma ligera y aumentar drásticamente en cuestión de segundos. El flato suele afectar, sobre todo, a los corredores y puede significar que debes detener tu entrenamiento de inmediato.

¿Qué es el flato?
El flato es un dolor abdominal transitorio vinculado al ejercicio que se localiza en el lado derecho o izquierdo del cuerpo, a la altura de las costillas inferiores, aunque con frecuencia sucede más en el lado izquierdo. El dolor, una especie de punzada aguda, puede llegar a ser tan intenso que sea necesario que dejemos de correr por completo.

No hay una explicación médica clara de por qué se produce el flato, especialmente durante la carrera, aunque hay varias teorías. Algunos investigadores afirman que el flato es más frecuente en los corredores principiantes, debido a que controlan peor la respiración.

Se cree que la respiración rápida no permite que el diafragma se relaje por completo, provocando de este modo que los ligamentos del costado se contraigan con fuerza. Otra teoría es que la respiración rápida, combinada con el movimiento de la carrera y la exhalación de aire al tiempo que el pie derecho toca el suelo, ejerce una presión adicional sobre los ligamentos que se encuentran cerca del hígado y del diafragma. La contracción de estos hace que el dolor se localice en el lado izquierdo del cuerpo.

Otras investigaciones indican que el consumo de comida una hora antes de correr puede provocar flato, así como el consumo de bebidas azucaradas o gaseosas. El sistema digestivo podría no haber terminado su trabajo y este sería el motivo de los dolores abdominales.

También se dice que la ausencia de un buen calentamiento previo antes de la carrera y comenzar a correr demasiado rápido podrían aumentar las posibilidades de tener flato.

Cómo evitar el flato
Si padeces flato a menudo, asegúrate de que no comes nada ni bebes grandes cantidades de líquido durante las dos horas previas a salir a correr. Puedes beber un poco de agua, pero no demasiada, y debes evitar las bebidas deportivas y las carbonatadas. El agua es siempre la mejor opción antes de correr, sobre todo cuando hace calor.

Otra forma de evitar el flato es practicar la respiración profunda de una manera rítmica. Practicar ciclos respiratorios completos lentos y suaves te permitirá evitar la respiración rápida. Mientras inspiras y expiras rítmicamente, te será fácil mantener una postura correcta.

La postura idónea para correr es tener la espalda recta, no encorvada, el pecho fuera y abierto para facilitar la respiración y los brazos doblados a los lados en un ángulo de 90 grados. Con esta postura te asegurarás de que tus músculos no están agarrotados, lo que podría provocarte un calambre muscular.

Si te da flato, presiónate fuerte con las manos en el lado que te duele. Aunque es difícil mantener una buena postura mientras lo sientes, haz lo posible por tenerla. Respirando lenta y rítmicamente y masajeando los músculos tensos, el dolor debería desaparecer con rapidez.

Deja tu comentario!