Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Trucos caseros para quitar la tos

Trucos caseros para quitar la tos
Las causas por las que una persona puede tener tos son muy variadas: una bronquitis, por fumar, por estrés, por una alergia, por estar en ambientes donde no hay humedad o donde se está en contacto con sustancias que provocan irritación, o incluso por efectos secundarios de determinados medicamentos (consulta el prospecto antes de tomarlos).

Para calmar la tos la clave es beber mucho líquido, sobre todo zumos y agua. El líquido hace que se desprenda la mucosidad y se expulse. Este es el remedio más importante pero también existen otros productos que van a ayudar a que la tos desaparezca, y por ello aquí damos algunos trucos caseros para quitar la tos:

Mezclar dos cucharadas de limón con una de miel y agregar una pizca de pimienta. Ayuda a expulsar las flemas.
Utilizar cocacola.  Mezclar un vaso de cocacola con unos trozos de cebolla y ponerlo a hervir durante 3 minutos. Tomar antes de acostarse. La cocacola fue originariamente un jarabe para la tos.
Comer chocolate negro.  Para los adultos se recomienda dos onzas, para los niños solo una. Una manera sabrosa y fácil de aliviar las molestias de la tos.
Hacer una infusión de orégano.  Echar en agua hirviendo una cucharadita de orégano, dejar reposar y colarlo. Para endulzarlo utilizar una cucharadita de miel, si es de tomillo o de eucalipto mucho mejor.
Hacer gárgaras con agua salada.
Mezclar un cuarto de agua con dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana y beberlo lentamente.
Preparar un zumo de zanahoria y beberlo caliente después de cada comida.
• Poner por la noche al lado de la cama un plato con una cebolla cortada en trocitos pequeños.
Hacer un té de miel con limón y beberlo lentamente y lo más caliente posible.
Hacer gárgaras con una mezcla de miel, agua y limón exprimido.
Comer mucha fruta alivia la tos porque contienen vitamina C.

Otra truco casero para eliminar la tos es instalar un vaporizador en la habitación. Tan importante es tenerlo como mantenerlo limpio ya que la humedad favorece a la aparición de moho y bacterias que podrían provocar más tos.

Además es necesario consultar a un médico cuando, junto a la tos, aparecen otros síntomas como dificultad respiratoria, fiebre, dolor en el pecho, náuseas, o al cabo de un tiempo (una semana aproximadamente) no remite o se intensifica. Recuerda que la tos puede ser un síntoma de muchas enfermedades, en raras ocasiones vienen por sí solas.

Deja tu comentario!