7 remedios caseros para combatir la vaginosis bacteriana

7 remedios caseros para combatir la vaginosis bacteriana

[ad_1]

La vaginosis bacteriana es una afección de la zona íntima femenina que se genera por la perturbación de las bacterias saludables que la resguardan. Esto deja que los microorganismos perjudiciales se abunden en forma excesiva y, por su parte, causa un flujo de color amarillento o bien gris que acostumbra a venir acompañado de un fuerte fragancia a pescado. Para todas y cada una resulta muy incómodo sufrir esta condición en tanto que, si bien no es grave, provoca ardor al mear, picazón y otros síntomas que producen inseguridad. Afortunadamente hay una extensa pluralidad de antídotos naturales que, aparte de estar a la mano, son cien por ciento seguros y simples de usar. ¿Te resulta interesante conocerlos?

1. Iogur natural

El youghourt natural enriquecido con probióticos es de los mejores antídotos naturales para hacerle en frente de la vaginosis bacteriana. Este comestible le da bacterias saludables a la vegetación vaginal y aumenta la contestación contra los gérmenes que provocan infecciones. Es principal contrastar que el iogur crudo contenga cepas de lactobacilos para conseguir beneficios contra las diastasas y bacterias que afectan esta zona del cuerpo.

¿Como usarlo?

Está comprobado que su ingesta y aplicación tópica puede calmar esta infección con efectos afines a los de la clindamicina. Lee también: nueve usos que le puedes entregar al iogur natural en la salud y la belleza

2. Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es un producto antifúngico y antibacteriano que puede servir como antídoto contra múltiples géneros de infecciones. Sus propiedades alteran el entorno que precisan los microorganismos para proliferarse, con lo que reduce las dificultades de las afecciones. Asimismo es útil para anular los malos olores en la zona íntima, en tanto que reduce el número de bacterias presentes en los fluidos vaginales.

¿Como usarlo?

Incorpora múltiples gotas del producto en el agua de la tina, dilúyelo bien y utilízalo como enjuague diario.

3. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene la capacidad de regular el pH ácido de la zona vaginal para reducir la picazón y también inflamación que provoca la vaginosis bacteriana. Sus cualidades asépticas, antiinflamatorias y antifúngicas reducen el desarrollo de las bacterias para supervisar la infección.

¿Como usarlo?

Incorpora 2 tazas del producto en una tina con agua templada y hazte un baño de más o menos veinte minutos.

4. Aceite de coco

El aceite de coco es un género de grasa saludable cuyas propiedades se han aprovechado tanto en la medicina natural como en la cosmética. Sus potentes agentes antibacterianos y antifúngicos pueden destruir múltiples géneros de microorganismos y, en verdad, en ciertos casos es mejor que los fármacos usuales. Su efecto antimicrobiano, procedente de su ácido láurico, regula el pH de la vegetación vaginal y reduce el nivel de infección.

¿Como usarlo?

Humecta un tampón con una pequeña cantidad del producto, insértalo en la vagina y déjalo actuar treinta minutos.

5. Ajo

Los compuestos azufrados del ajo le proporcionan propiedades antimicrobianas que resultan útiles en el tratamiento de las infecciones vaginales. El consumo de tabletas de ajo tiene un efecto afín al del metronidazol, un fármaco que se prescribe para el control de las infecciones bacterianas.

¿Como usarlo?

Tanto su aplicación tópica como su consumo directo pueden pelear las bacterias y hongos que alteran el pH natural de la zona vaginal. El beneficio es que este comestible no provoca efectos secundarios y, lejos de ocasionar daño, mejora las defensas y aumenta la contestación contra los agentes extraños.

6. Agua oxigenada

El agua oxigenada al tres por ciento puede servir como apoyo para supervisar los síntomas de la vaginosis bacteriana. Sus poderes antibacterianos frenan el desarrollo excesivo de los microrganismos y regulan el pH de la zona perjudicada. Está recomendado para reducir el exceso de secreción vaginal, la picazón, los malos olores y el ardor.

¿Como emplearlo?

Se aconseja una mezcla de partes iguales de agua oxigenada y agua, puesto que su empleo directo puede ser un tanto violento con la piel. Visita este artículo: Usos que debes conocer del agua oxigenada

7. Aceite de orégano

El aceite de orégano es otro de los productos naturales que acostumbran a entregar buenos resultados en el tratamiento de las infecciones que afectan la zona vaginal. Sus compuestos asépticos y antiinflamatorios dismuyen el grado de infección y aceleran el proceso de restauración.

¿Como usarlo?

Para este caso singular se aconseja entremezclar 2 o bien 3 gotas en una cucharada de aceite de coco, la que se va a frotar con un algodón sobre las áreas perjudicadas. Asimismo se puede ingerir exactamente la misma dosis 2 o bien 3 veces al día. ¿Sospechas que tienes esta infección? No vaciles en probar ciertos antídotos acá convocados y consulta a tu médico.      
[ad_2]

Deja un comentario