Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Aciano Remedios Caseros

Este arbusto anual o bi anual que no suele alcanzar mas allá de metro de altura El aciano es una planta herbácea de la familia de las compuestas, que puede ser anual y algunas veces bienal, se le encuentra muchas veces en los campos de cereal en los bosque en las orilla de los caminos y herbazales, el hecho de crecer junto a los cereales la ha ayudado a muchos países del mundo.

Sus tallos son erectos y delgados flexibles y ramificados sus hojas largas, estrechas y denticuladas de color blanquecino están situadas de forma alternas , ambos cubiertos de una vellosidad lanuginosa, posee unas cabezuelas en forma de huevos, con el verticilo de hojas o brácteas bien solapadas, estrechas, y con un apéndice en punta.             En esta cabezuela hay flores de dos tipos: las de afuera, que son muy vistosas y de un color azul intenso, y las del centro, mas pequeñas y de color purpura azulado, su florecimiento se produce durante el mes de Mayo.                         Su utilización en la medicina natural se centra en las flores que de la parte exterior de las cabezuelas poniendo énfasis en las mas subida de tono, mientras más azules más activos contienen, hecha la recolección se secan en un lugar bien ventilado y bien esparcidas para que la humedad se evapore mas rápidamente.

El aciano contiene mucílago, taninos, flavonoides y abundantes pigmentos colorantes, entre los cuales cabe destacar la cianina, además de muchas sales minerales y un agente de principio amargo el cual se considera actúa como aperitivo y eupéptico.                                                                                                                                                                               Sus flavonoides y las sales minerales son los que le dan al aciano sus propiedades diuréticas, y también posee compuestos que tienen capacidad de ser antibióticas, antipirética y antiinflamatoria. Sin embargo, a esa de todos sus beneficios mencionados hasta ahora, su uso más popular se da en el campo de la oftalmología.                                           Es una vieja creencia que el agua de aciano es muy eficaz no solo para curar males oculares sobre todo las inflamaciones que producen diferentes dolencias de los ojos sino para preservar y mejorar la visión sobre todo en los ancianos, esta acción curativa se supone que tiene relación con los pigmentos cuyas propiedades hacen mejorar la circulación de los vasos capilares y que hace regenerar la capa vascular de la retina y por lo tanto aumentar la agudeza visual, ;por lo que está indicado su uso para la conjuntivitis la blefaritis y otras.                                                       También está indicado su uso en situaciones de digestiones lentas, reumatismo, anorexia, varices hemorroides y fragilidad capilar.

Infusión. Una cucharadita de flores secas de aciano por cada taza de agua hirviendo, puede tomarla en dosis de unas taza tres veces al día. También la puede filtrar, y utilizarla para baños oculares o como colirio astringente

Deja tu comentario!