Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Como dejar de fumar sin engordar

Dejar de fumar sin engordar
¿Qué puedo hacer para evitar subir de peso cuando deje de fumar?
Hay una serie de opciones que puedes realizar para minimizar el aumento de peso, pero siempre recuerda que siempre debes dejar de fumar por tu salud y tu vida.

Haz ejercicio
Debido a que el dejar de fumar disminuye el metabolismo, conseguir algún tipo de ejercicio diario es muy importante. Para combatir el exceso de peso, haz al menos media hora de ejercicio, 5 días a la semana. No tiene por qué ser un ejercicio aeróbico de alta intensidad – una caminata a paso ligero 30 minutos alrededor de tu vecindario hará maravillas.

El ejercicio es también una gran manera de superar los antojos de fumar. Si estás teniendo un mal día, sale a dar un paseo. Te va a despejar la mente y mejorar tu actitud.

Prepara snacks saludables
Prepara aperitivos saludables en la mesa con anticipación para que cuando te den deseos de fumar, te recomiendo los siguientes snacks:

– Palitos de vegetales con apio y zanahoria
– Palomitas de maíz sin grasa
– Semillas de girasol con cáscara
– Agua – bebe mucha!!!
– Caramelos para chupar
– Fruta fresca
– Yogur sin grasa
– Té de hierbas
– Chocolate caliente hecho con leche sin grasa
– Uvas congeladas

Si estás preocupado por el aumento de peso, hazte un favor y elimina los alimentos altos en grasa de tu casa.

Evita el consumo de alcohol
El alcohol además de ser alto en calorías, puede ser un disparador enorme para volver a fumar. Para muchas personas, fumar y beber van de la mano como una mano en un guante. Evita las calorías vacías del alcohol, pero lo más importante es que no te pongas en riesgo de recaída por beber temprano en tu abandono.

Ten un reto a la vez
Las personas que dejan de fumar a menudo deciden que es hora de limpiar sus vidas en otras áreas también. Eso es genial, pero ten cuidado. Si tratas de hacer demasiados retos de auto-mejoramiento a la vez, se corre el riesgo de fracasar en todos ellos.

Ten estos puntos en mente:

– Sé bueno contigo mismo. Dejar de fumar es un logro enorme, y debes recompensarte por tu progreso a menudo. No hay que subestimar la magnitud de lo que estás haciendo.

Sé paciente. Dejar de fumar es un proceso a mediano plazo. Esto no sucede de la noche a la mañana, pero a pesar de que puedas aumentar un poco de peso, puedes recuperarte con el timpo. No te desesperes, recuerda que primero tu reto debe ser dejar de fumar, luego bajar de peso.

Aceptate a ti mismo. Eres una persona maravillosa tal como eres ahora mismo.

Si ganas unas pocas libras, mientras pasas por el proceso de dejar de fumar. Los beneficios que llegarán a tu vida, la felicidad que tendrán los que te aman es el mejor regalo que podrás tener.

Y recuerda que puedes dejar de fumar sin ganar peso. No dejes que el temor a aumentar de peso te haga esclavo por esa adicción que te va a matar tarde o temprano. Si tomas en cuenta los consejos que te dí vas a dejar de fumar sin engordar.

Deja tu comentario!