Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Dieta mediterranea para adelgazar


La Fundación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea, considera que ésta es una filosofía de vida basada en una alimentación que combina los ingredientes tradicionales de la zona, recetas y modos de cocinarlos y una cultura y un estilo de vida típicos del Mediterráneo que incluyen actividad física. La combinación de estos elementos proporciona un saludable bienestar lo que hace que te ayude a adelgazar de forma natural.

La dieta mediterránea para adelgazar es una dieta que además de ayudarte a perder kilos, mejorará tu calidad de vida. Puedes incorporar la dieta mediterránea como dieta habitual no sólo para adelgazar, sino también, para mantenerte en peso, de forma saludable.

Hoy, la comunidad científica internacional reconoce las ventajas del consumo generoso de aceite de oliva, legumbres y frutos secos, pastas y cereales, frutas, verduras, derivados lácteos y pescados, y el uso moderado de vino, cava y carnes frescas y curadas.

¿Por qué la dieta mediterranea sirve para adelgazar?

– Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición. Es un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y un tipo de grasa vegetal (monoinsaturado) que le confieren propiedades cardioprotectoras.

– Consumir a diario alimentos vegetales en abundancia: frutas, verduras, legumbres y frutos secos. Las verduras, hortalizas y frutas son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de nuestra dieta y nos aportan, al mismo tiempo, una gran cantidad de agua.

– El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y sus productos integrales) forman parte de la alimentación diaria; es imprescindible por su composición rica en carbohidratos que aportan una parte importante de la energía necesaria.

– Los alimentos poco procesados, frescos y locales son los más adecuados.

– Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogurt y quesos; excelentes fuentes de proteínas de alto valor biológico, minerales (calcio, fósforo, etc.) y vitaminas.

– Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación. Se recomienda el consumo de pescado azul como mínimo una o dos veces a la semana ya que sus grasas aunque de origen animal- tienen propiedades muy parecidas a las grases de origen vegetal. El consumo de huevos tres o cuatro veces a la semana es una buenas alternativa a la carne y el pescado.

– La fruta fresca constituye el postre habitual y, ocasionalmente dulces, pasteles y postres lácteos.

– El agua es la bebida por excelencia en el Mediterráneo. El vino se ha de tomar con moderación y con las comidas.

– Realizar actividad física todos los días, ya que es tan importante como comer adecuadamente. Mantenerse físicamente activo y realizar cada día un ejercicio físico adaptado a nuestras necesidades es muy importante para conservar una buena salud.

Beneficios de la dieta mediterranea
* Previene la obesidad y la diabetes mellitus, enfermedades propias de las sociedades desarrolladas en las que priman una alimentación excesivamente rica en grasas saturadas y unos hábitos de vida sedentarios.

El doctor Pi-Sunyer, director del Centro de Investigación de la Obesidad de Nueva Cork y jefe de la Unidad de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del St. Luke´s-Roosvelt, asegura que la dieta mediterránea retrasa e incluso previene el paso de pre-diabetes a diabetes.

* Tiene propiedades cardioprotectoras, fundamentalmente debido al consumo de aceite de oliva virgen, fuente saludable de ácidos grasos insaturados y micronutrientes como los antioxidantes. La dieta mediterránea en definitiva, aumenta la esperanza de vida al reducir las muertes e incidencia de enfermedad coronaria y cáncer.

Búsquedas Relacionadas:
Dieta mediterranea para adelgazar
sirve la dieta mediterranea para adelgazar

Deja tu comentario!