Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Espino Blanco, el mejor tónico cardiovascular

espino-blanco
El Crataegus monogyna conocido en la mayor parte del mundo como Espino Blanco es una hierba poderosa que ha demostrado tener una fuerte acción cardiovascular, ayudando en la recuperación de infartos de miocardio, anginas de pecho y enfermedades vasculares como la arteriosclerosis.

La principal acción del Espino blanco consiste en que sus flavonoides fortifican el corazón haciéndolo más resistente al bombeo sanguíneo, pues a medida que va pasando el tiempo se deteriora, especialmente porque la sangre se coagula demasiado, lo que obliga al corazón a trabajar más y en ocasiones se colapsa causando arritmias, aumentando la presión arterial, causando hipotensión o incluso un infarto si no atendemos a los primeros desajustes que indican que la función cardíaca se está descompensando.

El Espino blanco también es útil para mejorar la función cardiovascular porque dilata los vasos sanguíneos, los vuelve más elásticos y los descongestiona evitando que se formen trombos.

El espino blanco fluidifica la sangre y la limpia de toxinas que se acumulan diariamente en el organismo y provocan aglutinaciones que la espesan cada vez más, inhibiendo su efecto irrigador sobre el organismo y el transporte de nutrientes.

El espino blanco puede tomarse en infusiones o tintura, no tiene toxicidad y puede usarse en todos los casos menos en niños, embarazadas y lactantes. Aquellas personas que estén tomando anticoagulantes deben consultar con su médico porque esta planta puede interferir con el uso de ciertos fármacos.

Si se toma en infusiones se deben alternar los usos, por ejemplo una semana sí y una no, de forma indefinida si se quiere, si se toma en tintura, el uso no debería prolongarse más de dos o tres meses. Tanto en infusión como en tintura, se tomarán tres dosis al día antes de las comidas con el estómago vacío para que se absorban mejor sus propiedades.

Deja tu comentario!