Los beneficios del té verde para la salud

Té verde y sus beneficios a la salud
Teniendo en cuenta que se necesitan más estudios, el té verde ha demostrado muchos beneficios para algunas condiciones de salud más importantes. Entre ellas tenemos las siguientes:

Ayuda a reducir las enfermedades cardiovasculares.
Varios estudios han sugerido que beber té verde reduce el riesgo de enfermedad arterial coronaria y de accidentes cerebrovasculares, aunque los resultados son mixtos.

Lucha contra el envejecimiento.
Los radicales libres creados en el cuerpo son los responsables de la corrosión del cuerpo, la tarea principal de los antioxidantes es neutralizar los oxidantes o radicales libres. Los polifenoles presentes en el té verde son los principales responsables de los efectos anti-oxidantes. Por lo tanto, el consumo regular de té verde puede retrasar efectivamente los síntomas del envejecimiento.

Es anticancerígeno.
Aparte que los radicales libres aceleran el envejecimiento, también son responsables de causar ciertos tipos de cáncer. Las catequinas presentes en el té verde neutralizan los radicales libres, previenen la formación de carcinógenos como las nitrosaminas y reducen las posibilidades de cáncer.

El té verde está siendo utilizado para prevenir en particular el cáncer de colon, recto, páncreas y de intestinos.

El té verde ayuda en la pérdida de Peso
Algunos estudios sugieren que beber té verde o de tomar píldoras de extracto de té verde puede aumentar el metabolismo y ayudar a quemar grasa. Mi consejo es que bebas una taza llena de té verde en la mañana y ten por seguro que perderás unas cuantas libras de exceso de peso.

El té verde es estimulante.
La razón principal por la que cualquier tipo de té es muy aceptado en nuestra sociedad es por su efecto estimulante. Este efecto se debe a la cafeína y taninos presentes en ella. La cafeína y taninos, a pesar de sus efectos adversos sobre la salud a largo plazo, son muy buenos, como estimulantes. Por eso, una taza de té que te hace sentir fresco y con energía. El té es ideal para contrarrestar la fatiga, la pereza, somnolencia y falta de energía y mejorar la circulación sanguínea.

El té verde fortalece el sistema inmunológico.
Las investigaciones demuestran que las personas que beben regularmente té verde no son víctimas de infecciones bacterianas y virales con facilidad, e incluso si lo hacen, es con mucha menos frecuencia que los que no consumen té verde.

El mensaje es claro. El té verde mejora la inmunidad. Las catequinas presentes en el té verde previenen bacterias y virus. Esta propiedad antimicrobiana también te protege de la mala respiración, la disentería, la diarrea, la caries, la indigestión, la gripe, tos y frío, colitis, etc. que son causadas por microorganismos y la acción de hongos.

El té verde ayuda a reducir el colesterol.
El té verde se ha visto que es eficaz para reducir el nivel de colesterol en cierta medida, probablemente debido a su naturaleza alcalina. También previene el engrosamiento de la sangre, reduciendo así las posibilidades de la esclerosis arterial, la trombosis, cardiaca y accidentes cerebrovasculares cerebrales, etc

El té verde ayuda a reducir el nivel de glucosa en sangre
La naturaleza alcalina de té verde ayuda a reducir el nivel de glucosa en sangre. Además, la aturaleza antioxidante y astringente de sus constituyentes aseguran una buena salud y un mejor funcionamiento del páncreas y una mejor calidad en la secreción de insulina por lo tanto resulta en una mejor descomposición y absorción del azúcar. Esto ayuda a mantener la diabetes a la distancia.

Nota:
El té verde contiene taninos, que pueden limitar la absorción de hierro a partir de las frutas o verduras. Tomando el té con un poco de limón (rico en vitamina C) debe de contrarrestar esto.

También hay numerosos medicamentos con los que el té verde no se deben combinar. Muchas de estas interacciones se deben al contenido de cafeína del té verde. Por lo que no se debe mezclar con la adenosina, antibióticos beta-lactámicos, la aspirina, las benzodiacepinas, los bloqueadores beta, medicamentos que adelgazan la sangre, la quimioterapia, la clozapina, la efedrina, litio, inhibidores de la monoaminooxidasa, anticonceptivos orales, y fenilpropanolamina. Para más interacciones, hable con su médico.

Deja un comentario