Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Propiedades de las aguas termales – (Beneficios y origen)


Fueron muchos los que emprendieron largos viajes a remotos rincones del mundo en busca de la tan famosa y ansiada fuente de la juventud, sin saber que debajo de sus pies corrían cálidas las aguas que les devolverían a su cuerpo la vitalidad de sus primeros años.

Al margen del mito, resulta cierto que las aguas termales sean de gran beneficio para la salud del organismo y son hoy por hoy una alternativa a la medicina tradicional. Desde tiempos antiguos, fue empleada de manera terapéutica y relajante.

En la India se han encontrado vestigios de hace más de 2000 años antes de Cristo de construcciones destinadas a los baños termales. Los griegos y romanos fueron algunas de las civilizaciones que más uso hicieron de los baños termales, llegando a convertirse en lugares de reunión social y donde incluso se llegaban a grandes acuerdos y se cerraban importantes contratos. Era sin lugar a dudas, el lugar ideal para conversar relajadamente.

Con el tiempo, los baños termales se hicieron cada vez más populares en otras regiones del mundo y actualmente ha evolucionado en los que conocemos como spas o balnearios.

De acuerdo a su origen geológico, las aguas termales pueden ser de dos tipos: magmáticas y telúricas. La primera nacen de filones metálicos o eruptivos y es por lo general más caliente, mientras que la segunda puede aparecer en cualquier lugar del mundo y a diferencia de las magmáticas, poseen mayor cantidad de minerales como por ejemplo: bicarbonatos, cloruros, sales de cal y otros.

Lo que comparten en común es su efecto saludable y relajante, esto debido a los iones negativos que poseen. Las enfermedades que pueden verse beneficiadas por el uso de las aguas termales son las enfermedades reumáticas crónicas, la recuperación funcional de la neuroparálisis central y periférica, la diabetes, la obesidad, la gota, problemas gastrointestinales crónicos, enfermedades respiratorias leves, problemas de la circulación, enfermedades crónicas de la piel, enfermedades ginecológicas crónicas y otras relacionadas con el estrés y de tipo psicosomático.

Deja tu comentario!