Remedios Beta – Remedios Caseros Para Todos

Remedios caseros para infección y dolor de oído

Remedios para el dolor e infección de oído
El dolor de oído se refiere a la inflamación del oído medio o del oído externo. Por lo general se produce debido al frío y es más común en invierno y en los meses de primavera. Es más frecuente entre los niños. En casos graves, las infecciones y dolores pueden causar la pérdida de audición.

Las causas de dolor de oídos

La causa más común de dolor de oído está relacionado con el tubo de Eustaquio. Es el pequeño tubo que conecta el oído con la nariz. Debido a la obstrucción en este tubo, la humedad no es capaz de pasar a través de la nariz y luego a la garganta. Esto origina que la presión aumente en el oído, lo que resulta en dolor de oído. Las diversas causas de otras infecciones y dolores de oído:

– Los resfriados
– Las infecciones bacterianas
– El exceso de cera en el oído o líquido en el oído
– Infecciones de los senos nasales

Remedios caseros para el dolor de oídos

– Un remedio bueno para el dolor de oído es poner gotas de peróxido de hidrógeno al 3% en cada oreja durante 10 minutos. Esto ayudará a curar la infección.

– Usa jugo de la cebolla calientito y pon de 2-3 gotas en cada oído. Este remedio casero es simple y eficaz para dolor de oído.

– Extrae el jugo de las hojas de mango tierno y calientalo un poco. Pon cuatro gotas de este jugo en el oído que te duela. Ten por seguro que es muy efectivo…

– Pon dos dientes de ajo en dos cucharadas de aceite de mostaza y calientalo hasta que se vuelva negro. Dejalo enfriar y pon 2-3 gotas en el lado de la oreja. Este es otro remedio casero simple y eficaz para el dolor de oído.

– Verter el aceite de mostaza caliente en los oídos reduce las probabilidades de infección en el oído.

– Toma una cucharadita de aceite de sésamo y agrega la mitad de un diente de ajo a este aceite. Calientalo a fuego lento y dejalo un poco caliente, pero no tanto. Pon cuatro gotas de este aceite en el oído abierto. Acuéstate sobre el lado opuesto al oído que te duele por diez minutos. Y haz lo mismo con el otro oído.

– Haz una mezcla con 1 cucharada de aceite de almendras, 2 gotas de aceite esencial de lavanda, 2 gotas de aceite de manzanilla y 3 gotas de aceite esencial de árbol de té. Calienta la mezcla y agrega 2 gotas tres veces al día para el oído infectado.

– Sumerje cualquier tela en agua caliente y escurre el exceso de agua. Ahora, pon esta tela cerca de la oreja, el aire húmedo mejorará la circulación en el oído y reducirá el dolor…

Deja tu comentario!