Usos medicinales del perejil

Usos medicinales del perejil
El perejil es una hierba medicinal asombrosa, es una delicia al paladar y agradable al estómago. Es una planta muy versátil que ayuda al cuerpo a recuperar la salud. La raíz contiene calcio, vitaminas del complejo B y hierro, todas estos minerales nutren las glándulas que ayudan a regular la absorción de calcio. Es una fuente de magnesio y calcio, potasio especialmente.

El perejil es rico en vitamina A, beta-caroteno y vitamina C. Aunque se pasa por se considerado como un simple hierba que sirve para darle sabor a los platos, el perejil es algo maravillo entre otras hierbas por sus beneficios para la salud.

Usos del perejil en la medicina natural

Tradicionalmente el perejil se ha utilizado para la congestión, para la inflamación de los riñones y la vejiga, para eliminar piedras de los riñones y para tratar la retención de orina. La raíz y las hojas son excelentes para el hígado y el bazo.

También es uno de las mejores alternativas para el edema, ya que el perejil es un remedio diurético muy fiable a menudo ignorado en la actualidad. La raíz de perejil y las semillas contienen ingredientes que ayudan a producir un beneficio que alivia el dolor de las articulaciones rígidas.

Mucha gente usa el té de raíces de perejil para que los dedos rígiso vuelvan a trabajar. Para hacer este té debes de verter un litro de agua hirviendo sobre una taza de perejil fresco, bien compacto y deja reposar durante 15 minutos. Cuela y luego refrigera.

El perejil también trabaja en la vesícula biliar y extrae los cálculos biliares si se utiliza correctamente, tomando una pinta de té al día. El perejil es ideal para las glándulas suprarrenales, es de gran alcance terapéutico de los nervios ópticos, el cerebro y el sistema nervioso simpático.

El jugo de perejil es un tónico excelente para los vasos sanguíneos, en particular, los capilares y las arteriolas. Pero recuerda que el jugo de perejil crudo es un zumo más potente y nunca se debe tomar solo en cantidades de más de una o dos onzas a la vez, a menos que se mezcle con una cantidad suficiente de zanahoria o de otros jugos. El perejil puede ayudar a expulsar agua venenosa, mucosidad excesiva, flatulencia (gases), y a reducir la inflamación de los ganglios.

El remedio habitual para los riñones y la vejiga es hacer por lo menos dos litros de un fuerte té de perejil y bebelo copiosamente.

Lo mejor es no consumir grandes cantidades de perejil si estás embarazada, especialmente el uso del aceite esencial volátil.

Deja un comentario